Saltar al contenido
Marketing Digital Key

Redes Sociales para bancos

Redes Sociales para bancos

Redes sociales para bancos

En 2018 no hay entidad financiera que no tenga presencia en la web. Al igual que el uso de redes sociales para bancos, es imprescindible. Hay una gran competencia en estos medios para conseguir nuevos clientes y para fidelizar a los que ya tienen. Para ello, hacen gran uso de las redes sociales para bancos.

Una de las acciones que mejor resultado da es la interacción con los clientes ya sea mediante concursos, encuestas, etc. Sobre todo, cuando es a cambio de puntos que podrán canjear por regalos.

Para ello, los bancos deben trazar una buena estrategia. Ya que esta cambiará dependiendo de la red social y del público al cual quieran dirigirse. Es muy importante que presten mucha atención a esto. Debido a que el uso de las redes sociales les permite una mejor atención al cliente. Además de un nuevo canal donde ofertar sus productos. A su vez de un nuevo medio por el cual establecer un canal de comunicación bidireccional.

Además, una gran ventaja del uso de redes sociales por parte de los bancos es que pueden enviar información precisa y relevante a sus seguidores de forma cómoda e instantánea. Si esto lo enlazamos con el gran uso que hay hoy en día de la banca móvil, podemos ver como los bancos tienen una facilidad enorme para llegar a sus clientes y venderles sus servicios. Y todo de manera online, sin presencia física en ninguna sucursal.

Con lo cual, se podría decir que la metodología que persiguen los bancos en las redes sociales es la de atraer a nuevos clientes y a los ya existentes. Ya sea mediante diversas acciones y mediante su presencia en las redes sociales. Después, deben conseguir que ese aumento del tráfico gracias a dichas acciones interactúe con las publicaciones de las redes sociales o con la web de la empresa. A continuación, deben intentar conseguir vender el producto al cliente potencial que ha interactuado con la publicación. Por último, seguir repitiendo el proceso sin olvidarse de cuidar a los clientes ya existentes, con el objetivo de fidelizarlos.